Estimulación Magnética Transcraneal
o EMT

Estimulación Magnética Transcraneal

De forma inicial se realizan 20 sesiones a lo largo de 4 semanas (1 diaria de lunes a viernes), cada sesión tiene una duración aproximada de 25 minutos y posteriormente se continua con 1 sesión semanal hasta completar 30 sesiones. Posteriormente y según sea el caso podrán existir sesiones periódicas de mantenimiento

De forma inicial se realizan 20 sesiones a lo largo de 4 semanas (1 diaria de lunes a viernes), cada sesión tiene una duración aproximada de 25 minutos y posteriormente se continua con 1 sesión semanal hasta completar 30 sesiones. Posteriormente y según sea el caso podrán existir sesiones periódicas de mantenimiento

El tratamiento no requiere una preparación previa, sin embargo, los resultados son mejores siguiendo lineamientos higiénico-dietéticos que te serán proporcionados por nuestro equipo, llegar con el pelo seco y no utilizar aretes u objetos metálicos en la cabeza. El efecto secundario más habitual es cefalea, sin embargo, es poco común. Se han reportado otros efectos secundarios como dolor o molestias en áreas adyacentes como los ojos, nariz y/o mandíbula. En casos menos frecuentes se ha reportado crisis convulsivas en menos del 1%.

Checklist

¿Me siento triste persistentemente y/o lloro con facilidad?

¿Me siento cansado o me fatigo muy rápidamente?

¿Cada vez siento menor interés y ya no disfuto mis actividades cotidianas?

¿Siento que algo malo puede pasarme en cualquier momento?

¿Paso mucho tiempo preocupándome por el futuro?

¿Tengo hábitos que entorpecen mi interacción con otras personas?

¿He tenido pensamientos suicidas?

¿He notado cambios en mis patrones del sueño y/o apetito?

¿Siento culpa y/o desesperanza?

¿Me siento irritable?

Dr. Alejandro Gutiérrez de Velasco Muñoz

Rotación Internacional en adicciones en el Hospital 12 de Octubre en Madrid España. Certificado como Brain Health Professional por la Amen University Certificado por la Sociedad Mexicana de Neuromodulación en el manejo de la EMT
El diagnóstico y tratamiento de los padecimientos mentales o psicológicos implica una valoración médica profunda como punto de partida, haciendo énfasis en los aspectos biológicos que producen alteraciones en las emociones y pensamientos con la consecuente alteración del funcionamiento social, laboral y familiar. De tal manera que a partir de ello podamos ser capáces de diseñar un tratamiento individualizado, ya sea por medio de fármacos, terapia individual, u otros tratamientos biológicos, con el fin último de alcanzar la recuperación y rehabilitación de la función y el bienestar mental.